Home / Columnas / Trabajando por la paz – La libertad de ser humano

Trabajando por la paz – La libertad de ser humano

Por Ivan Espino Pichardo
La humanidad está estructurada por personas diferentes, en la forma de entender al mundo, de observar la historia y de fijar metas; diferencias, no sólo por las características físicas y culturales, o del origen étnico o nacional, sino de las oportunidades para ejercer los derechos y libertades para construir un plan de vida libre de violencia, equitativo y justo. Las diferencias entre personas, contempladas desde una plataforma de igualdad de oportunidades, tendrían que ser el factor que fomente la unión entre la humanidad, porque ello permite la satisfacción de necesidades de manera mutua, en virtud de las capacidades y profesionalización de cada individuo, en un marco de dignidad que impida la explotación y la violencia en cualquiera de sus formas.
El respeto y reconocimiento a las diferencias, no supone ni fomenta la jerarquización de una de ellas, sino el ejercicio pleno y universal de los derechos frente al Estado, por lo que sin importar el motivo, éste debe garantizar a todas las personas el acceso a las mismas oportunidades, para ejercer los derechos y libertades fundamentales que tiene todo ser humano, por el sólo hecho de serlo, como lo plantea la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Esto implica que una razonable y sustentable noción de desarrollo, debe estar fijada en el ser y no exclusivamente del poseer.
Esta forma de reconocer la calidad de ser humano en las personas, promueve por un lado, el derecho al libre desarrollo de la personalidad, es decir, el derecho de toda persona a elegir de manera informada, libre y autónoma como vivir su vida; y por otro, el derecho a la identidad de la persona, esto es, el derecho de todo individuo a ser uno mismo, en la propia conciencia y en la opinión de los demás, de acuerdo a sus características físicas e íntimas y a sus acciones, que hacen posible su individualización en la sociedad, y permite identificarnos.
La problemática en el ejercicio de los derechos de forma universal en México, se debe en gran medida en la falta de mecanismos eficientes, transparentes y eficaces que permitan a las personas acceder plenamente a sus derechos y ejercer sus libertades, por un lado porque estos son insuficientes, y por otro, por la intervención del Estado de forma autoritaria (falta de profesionalización de todas sus autoridades en materia de derechos humanos, de sensibilización para servir a otro persona, de erradicar la corrupción, entre muchas otras); Ahora, si bien es cierto que el Estado es el garante del respeto y protección de los derechos humanos, el gran reto que debe afrontarse en el siglo XXI, es el diseño e implementación de una estructura real y sostenible, que permita converger las demandas y proyectos de equidad y justicia de la sociedad civil con las acciones del Estado, para generar un diálogo que dé solución pacífica de conflictos, la defensa de los derechos humanos y la reconciliación entre las estructuras gubernamentales y los gobernados.
Después del horror que ha dejado la xenofobia, pasajes históricos provistos de discriminación, violencia y muerte, la enseñanza del siglo XX es clara: la violencia genera más problemas de los que resuelve, que la unión de nuestras diferencias juega un papel indispensable en la consolidación de sociedades más fraternas: desde las estructuras de producción, desde el estado y desde la comunidad misma. Es hoy la democracia y el liberalismo, la posibilidad para enorgullecernos de lo que somos, sin que medien prejuicios y estereotipos por nuestro origen étnico, género, religión, preferencias sexuales… Lo que importa es ejercer la libertad de ser humano.

About Juan Antonio Moreno

Check Also

Promueve alcaldía de Pachuca eventos culturales para vacaciones de verano

La Presidencia Municipal de Pachuca a través de la Secretaría de Desarrollo Económico municipal prepara una serie de actividades para esta temporada vacacional de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *