Home / Columnas / Con el deporte en la sangre – El monopolio en de las Artes Marciales en México

Con el deporte en la sangre – El monopolio en de las Artes Marciales en México

A través de la observación de diversas organizaciones dedicadas a la promoción, difusión o práctica de artes marciales se ha observado que algunas de éstas han logrado expandir su método de entrenamiento en un territorio que va más allá de un solo recinto de entrenamiento ya sea porque tuvieron el atino de forjar estudiantes que apasionadamente se enfocarán en transmitir los múltiples beneficios que recibieron del arte marcial a otras personas o debido a que crearon un sistema de entrenamiento que puede ser repetido por otros (a manera de franquicia).
En cualquiera de los casos anteriores, éstas organizaciones son capaces de concentrar un gran número de practicantes generando entre ellos un alto sentido de identidad hacia un símbolo, nombre o logotipo que los identifica como parte de esa comunidad marcial, promoviendo así uno de los beneficios inherentes a las artes marciales: la fraternidad. Aun con lo anterior, se considera conveniente señalar que el crecimiento de la marca y la expansión del centro de entrenamiento a través de la apertura de sucursales generan un flujo de caja que va incrementándose de manera considerable tras el ingreso de más practicantes.
El problema con lo descrito previamente se suscita cuando la dirección de dichos centros de entrenamiento comienza a realizar prácticas de publicidad que generar competencia desleal en su industria con la finalidad de mantener o incrementar su participación de mercado, generando así actividades tendientes a las prácticas monopólicas y ocasionando con ello no solo la pérdida de oportunidades de elección entre sus seguidores sino también una serie de conductas que limitan el libre albedrío y crecimiento personal de sus seguidores, ya que se ha observado en múltiples ocasiones que algunos directivos utilizan a los alumnos como agentes informativos a los que les educan para denostar el trabajo de otros profesores que pretenden ingresar al mercado que éstos tienen secuestrado.
Ahora bien, la Ley Federal de Competencia Económica, en su artículo 2° define su objeto de proteger el proceso de competencia y libre concurrencia, mediante la prevención y eliminación de monopolios, prácticas monopólicas y demás restricciones al funcionamiento eficiente de los mercados de bienes y servicios, al tiempo que en sus artículos 3o y 4o establece que están sujetos a lo dispuesto por esta Ley todos los agentes económicos, sea que se trate de personas físicas o morales, con o sin fines de lucro,… asociaciones… agrupaciones de profesionistas… o cualquier otra forma de participación en la actividad económica.
De igual manera, la Ley citada en su capítulo II punto III define como prácticas monopólicas absolutas los contratos convenios, arreglos o combinaciones entre agentes económicos competidores entre sí, cuyo objeto o efecto sea dividir, distribuir, asignar o imponer porciones o segmentos de un mercado actual o potencial de bienes y servicios, mediante clientela, proveedores, tiempos o espacios determinados o determinables.
Es decir, aquellas prácticas que pretendan impedir el libre acceso al mercado potencial a cualquier competidor, tal como han venido realizando a través del paso del tiempo, por una lado diversas organizaciones, como las Asociaciones Civiles que integran los diversos artes marciales y que en ocasiones cuentan con el respaldo de la Confederación Deportiva Mexicana o de los Institutos del Deporte de cada entidad federativa quiénes pretenden ser las rectoras de cada actividad que se realice en nombre del arte marcial que “integran”; mientras que por el otro lado se puede citar a aquellas personas físicas o morales que pretenden gobernar el desarrollo de cierta actividad marcial. Dichas organizaciones además de estar tomando atribuciones que no les corresponden, violentan el estado de derecho al atentar contra la libre competencia y al realizar prácticas desleales mediante denostar el trabajo realizado por su competencia a fin de ganar más participación de mercado y así, perpetuar su existencia y crecimiento económico. Este tipo de prácticas también concuerda con lo descrito en el capítulo III de la Ley Federal de Competencia Económica donde se señala con claridad que la “concentración” es: la fusión, adquisición del control o cualquier acto por virtud del cual se agrupen sociedades, asociaciones, acciones, partes sociales, fideicomisos o activos en general que se realice entre competidores, proveedores, clientes o cualesquiera otros agentes económicos. Imputando por ello sanciones a aquellas concentraciones cuyo objeto o efecto sea disminuir, dañar o impedir la competencia y la libre concurrencia respecto de bienes o servicios iguales, similares o sustancialmente relacionados.
Finalmente, se considera importante señalar que si bien los agentes económicos descritos concurren en la ilegalidad al tratar de establecerse como los únicos con derecho a opinar, practicar, desarrollar u opinar respecto a determinado arte marcial, es nuestro derecho y obligación como usuarios solicitar información pertinente sobre los mecanismos a través de los cuales el proveedor del servicio nos otorga valor y constancia y, asegurarnos de NO aceptar que la escuela, academia u organización en que participamos utilicé la desacreditación de otros para exaltar los posibles beneficios que ésta pudiese otorgarnos.

Dudas, aclaraciones y felicitaciones
Cel. 7711831066 wushuhidalgo@hotmail.com

771 351 89 69

About Juan Antonio Moreno

Check Also

Promueve alcaldía de Pachuca eventos culturales para vacaciones de verano

La Presidencia Municipal de Pachuca a través de la Secretaría de Desarrollo Económico municipal prepara una serie de actividades para esta temporada vacacional de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *